Sexualidad

«Boner test»: poniendo a prueba la heterosexualidad

6 Mins read
¿Se puede ser heterosexual y practicar sexo con hombres?

Los hombres heterosexuales no saben qué inventar para experimentar con la homosexualidad, aunque ellos se nieguen a aceptarla.

 

Aquello de la heterosexualidad está completamente sobrevalorado y cada vez son más los que se apuntan a probar y experimentar los placeres de la carne con alguien del mismo sexo. Y es que según el pensamiento de los defensores de la familia cristiana tradicional: El Imperio Gay está imponiendo sus dogmas a través de una dictadura invertida en la que el macho cabrío de toda la vida ya no tiene cabida.

 

Ya lo advirtió una política australiana: los gays utilizan un programa nazi para controlar todas las mentes. Los soldados arcoíris de las SS (¿Súper Sodomía?) ya se han cobrado a su primera víctima: el hombre heterosexual. Esta especie en peligro de extinción, cada vez tiene más curiosidad por las prácticas sexuales de los homosexuales y los pobres ya no saben qué inventar para llevarlas a cabo salvaguardando su (malentendida) virilidad.

Existe una práctica de moda entre hombres heterosexuales -impuesta por la inquisición del unicornio, obviamente- llamada «Boner Sex» la cual causa furor en Estados Unidos. ¿En qué consiste? Según las indicaciones del test, dos chicos deben frotarse hasta que uno de ellos se excite. El primero que sucumba a los restregones pierde y su hombría jamás será reestablecida.

 

A pesar de que puede parecer una práctica tonta e incluso erótica, el trasfondo es completamente homófobo. Si te excitas con un hombre «pierdes» y encima será sometido al escarnio público, como si fuese algo de lo que avergonzarse. Es decir, los heteros pretenden experimentar con la homosexualidad, aunque no lo acepten y la ridiculicen.

«Heteros no tan heteros»

Por prejuicios sociales producto de la sociedad heteropatriarcal en la que vivimos, para un hombre heterosexual resulta difícil reconocer que se siente atraído por alguien de su mismo sexo. Para todos ellos se ha inventado el término: «Bud Sex».

 

Estos hombres mantienen relaciones sexuales con mujeres y también con hombres, aunque rechazan la etiqueta de ‘bisexual’. Ven estas prácticas como una manera de aliviar sus necesidades.

 

El término fue acuñado por Tony Silva, sociólgoo de la Universidad de Oregón que pretendía estudiar los diferentes factores que influyen en la identidad sexual de las personas. Para ello investigó a un grupo de hombres de la zona de Missouri, Illinois, Oregon, Washington e Idaho; ellos indicaban ser heterosexuales, aunque tenían sexo con sus compañeros (‘bud’ significa ‘colega’).

 

¿Se puede ser heterosexual y practicar sexo con hombres? Esta práctica no es algo nuevo, es tan antigua como la humanidad. En las cárceles, por ejemplo, ante la imposibilidad de estar con mujeres, muchos son los presos que se acuestan con compañeros de celda. Ya lo dice el refrám: «macho, macho, pero me agacho».

 

Tomado y adaptad de Los Replicantes

¿Ya eres parte de la comunidad GBTQ de más de 15 millones de personas?

Te invitamos a descargar SCRUFF la app GBTQ más segura y mejor valorada en Google Play y Apple Store AQUÍ. Además de encontrar a los chicos con los mismos intereses tuyos de tu ciudad, encontraras la lista de eventos culturales y digitales LGBT en SCRUFF Eventos; podrás programar tu viaje con SCRUFF Venture, ver shows en directo donde podrás ganar dinero solo por ser usuario de la app; también hacerte embajador… y seguir conectando con personas GBTQ de tu ciudad o de cualquier parte del mundo. ¡Únete AHORA aquí!

¿Y tú qué opinas?

Para conocer las últimas noticias sobre lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros, y queer en español, visita el Home de Plaza Diversa. Echa un vistazo a nuestras últimas noticias o encuéntranos en FacebookTwitter e Instagram.

Déjanos tu comentario sobre el artículo en la parte de abajo y escríbenos a [email protected] si tienes alguna duda o sugerencia.

error: Content is protected !!