Comunidad

«Me obligaban a orar y a sacarme al ‘demonio’”, dice colombiana sometida a la terapia de conversión

6 Mins read
La historia de Danne es una de tantas sufridas por cientos de personas LGBTQ+ que son sometidas a estas terapias las cuales solo generan sufrimiento y graves secuelas. Imagen: BBC Mundo

Danne Aro Belmont conversa con la BBC News Mundo sobre la dura realidad de las terapias de conversión.

En diálogo con Norberto Paredes de BBC News Mundo, Danne Aro Belmont, comenta que «Mis padres me llevaron a una Iglesia católica, donde me hacían exorcismos que duraban horas y al final me preguntaban si seguía siendo gay”.

Así recuerda Danne su traumática experiencia en una «terapia de conversión gay», el proceso al que fue sometida para intentar cambiar su orientación sexual o identidad de género. «Me echaban cenizas y me decían que mi espíritu estaba marcado y que había que limpiarlo», cuenta la colombiana que ahora tiene 29 años.

A los 11 años sus padres le dijeron que era gay cuando ni siquiera sabía qué significaba esa palabra. “Yo sólo sabía que me gustaban otros niños y que quería cosas diferentes a las que querían mis hermanos”. Danne comenta que sus padres escuchan una conversación que tenía con un amigo y con base a eso ellos confirmaron que era gay. Entonces empezó una situación difícil para ella. Sus padres contactaron a varios especialistas donde le decían “que mi carga hormonal estaba muy baja y me hicieron tomar pastillas para subir mi nivel de testosterona, o decían que era así porque mi mamá me había consentido mucho o que quizá me habían violado, aunque eso nunca pasó», afirma.

Al descartar todas la hipótesis de los especialista sometieron a Danne a un «proceso de corrección sexual» a través de la religión y la espiritualidad. La primera terapia fue a los 16 años, Danne dice que sus padres la llevaron a una iglesia donde «Los pastores ya sabían todo sobre mí. Me llevaron al púlpito y empezaron a rezar por mí y por otras personas que estaban allí», cuenta.

Esa primera «terapia» duró poco más de una hora. Rememora que la sesión la dejó sumamente cansada y que le explicaron que era porque «los espíritus habían sanado su cuerpo y eliminado los demonios”. 

Varios meses después de esa primera terapia, la colombiana que hoy se identifica como transexual, fue sometida a una segunda aún más traumática organizada por la misma iglesia donde ella había sido bautizada y sus padres se habían casado. 

Danne dice que su hermana fue con ella a una “convivencia de jóvenes” a las afueras de Bogotá. En este sitio pasó por procesos tortuosos. La levantaban muy temprano y la mandaban a orar antes del desayuno. «Luego tenía que seguir orando durante todo el día para sacarme al ‘demonio’ que tenía dentro y si no obedecía no podía comer o dormir», recuerda.

Danne Aro Belmont. Imagen: BBC Mundo

«Me hacían exorcismos, lanzándome agua bendita. Ponían cirios por todos lados, me hacían cruces con cenizas y hablaban de lo que estaba mal en mí y mi orientación sexual”. A medida que las personas iban «arrepintiéndose de sus pecados», las hacían hablar de otras personas con las que habían «pecado» y a identificarlas. Para que las dejaran acostarse, tenían que decir primero que se sentían «liberadas de espíritus”.

La colombiana dice que mentir no era lo lógico para ella, por lo tanto, cuando le preguntaban si se arrepentía de ser gay, decía que no, entonces hacían rezar rosarios durante horas.

En esos días sostuvo una dura conversación con su hermana quien le rogaba que cambiara porque ella también se sentía rechazada por ser la hermana del marica”. Después de eso cedió y ante los pastores dijo que había dejado de ser gay.

Danne explica que al salir de una terapia de conversión te sientes «perdida», debido a que lo que te dicen en esos espacios es «muy diferente» a lo que sientes.

Tras esta experiencia, Danne comenzó a investigar sobre lo que le acababa de pasar y lo que significaba ser gay. Poco después, mucho más informada, Danne se sinceró con sus padres. Les confirmó que seguía siendo gay, les habló de derechos humanos y decidió involucrarse en el activismo LGBT+ y asistir a manifestaciones y eventos.

La historia de Danne es una de tantas sufridas por cientos de personas LGBTQ+ que son sometidas a estas terapias las cuales solo generan sufrimiento y graves secuelas.

Si estás interesado en leer toda la historia de Danne, te invitamos a ingresa a BBC Mundo.

¿Ya eres parte de la comunidad GBTQ de más de 15 millones de personas?

Te invitamos a descargar SCRUFF la app GBTQ más segura y mejor valorada en Google Play y Apple Store AQUÍ. Además de encontrar a los chicos con los mismos intereses tuyos de tu ciudad, encontraras la lista de eventos culturales y digitales LGBT en SCRUFF Eventos; podrás programar tu viaje con SCRUFF Venture, ver shows en directo donde podrás ganar dinero solo por ser usuario de la app; también hacerte embajador… y seguir conectando con personas GBTQ de tu ciudad o de cualquier parte del mundo. ¡Únete AHORA aquí!

¿Y tú qué opinas?

Para conocer las últimas noticias sobre lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros, y queer en español, visita el Home de Plaza Diversa. Echa un vistazo a nuestras últimas noticias o encuéntranos en FacebookTwitter e Instagram.

Déjanos tu comentario sobre el artículo en la parte de abajo y escríbenos a [email protected] si tienes alguna duda o sugerencia.

error: Content is protected !!