Ella es Luna, una niña transgénero que logró unir a toda su familia

Ella es Luna una niña transgénero que logró unir a toda su familia

Ella es Luna una niña transgénero que logró unir a toda su familia

Ella es Luna, una niña transgénero que logró unir a toda su familia

A sus seis años Diego Alejandro dijo a toda su familia que había muerto porque desde ese momento era Luna.

2018 fue un año de cambio para la familia de Olga Guarín, pues tanto como ella como su marido, ambos padres de Diego Alejandro fueron sorprendidos por las palabras del pequeño quien les afirmó que él se sentía una niña.

Día después de la celebración de Independencia de Colombia en 2018 Luna se acercó a sus padres y expresó: “Diego se murió, papá, Diego se fue de viaje”. Ellos quedaron completamente anonadados con la noticia entregada, sencillamente porque no estaban preparado para ello.

Olga desde muy temprano se había dado cuenta que Diego se inclinaba por jugar con los juguetes de su hermana, además le encantaba la ropa de mujer y tenía ciertos ademanes femeninos, ella sabía por dentro que su hijo era distinto, pero nunca se le pasó por la cabeza de que en realidad el verdadero ser de esa persona no había florecido de la forma adecuada.

Uno de las cosas que para Olga fue completamente afirmativa sobre la sexualidad de su pequeño, fue precisamente la petición de Diego ese mismo año de celebrar su cumpleaños como una niña, algo que aceptaron los padres. Ellos le compraron vestidos y decoraron la fiesta con temática de princesa.

A esa altura los padres tenían claro que Diego era distinto, pero nunca se imaginaron que su hijo decidiera a tan pronta edad cambiar completamente. Los padres acudieron a un especialista para saber que le estaba pasando al pequeño Diego. Ahí les confirmaron que el pequeño tenía “trastorno de identidad de género de Diego”.

Tras el proceso, Diego pasó a ser Luna, nombre que tomó de la telenovela infantil Soy Luna. Los padres de la pequeña Luna dicen que desde el cambio ahora ella es más alegre dinámica, vivaz y sociable.

El cambio de Diego a Luna fue un tema fuerte para el resto de la familia, sin embargo, todos estuvieron de acuerdo al cambio y con su apoyo lograron fortalecer el núcleo de la familia.

Lamentablemente no todo es amor en esta historia, según Olga, su hija Luna ha sufrido discriminación en su escuela: “Me ha tocado aprender a escuchar y a ser más tolerante con las opiniones de la gente”.

Luna hoy recibe todo el amor de una familia unida, así como también de sus amigos.

Créditos: Publimetro Colombia

¿Qué piensas?

Déjanos tu comentario sobre el artículo en la parte de abajo y escríbenos a hola@plazadiversa.com si tienes alguna duda o sugerencia.

Te invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales y a visitar nuestra página principal para ver más contenido.