Esta app gay decidió no vender datos de ubicación de sus usuarios

Esta app gay decidió no vender datos de ubicación de sus usuarios

Esta app gay decidió no vender datos de ubicación de sus usuarios

Esta app gay decidió no vender datos de ubicación de sus usuarios

Por Staff

El CEO de esta aplicación GBTQ+ tiene claro que los datos privados de sus usuarios, son precisamente: PRIVADOS.

¿Te ha pasado alguna vez que te llega un mensaje sobre la venta de algún producto, pero tú nunca has entregados tus datos a la empresa que vende dicho producto? Estamos seguro que lo has vivido. Eso es solo un ejemplo de lo que pueden hacer cuando venden bases de datos o datos de ubicación. Empresas, lugares digitales, establecimientos físicos, u otros sitios donde tú tienes que entregar tus datos personales en muchas ocasiones venden esta información a terceros o a entidades que buscan hacer investigaciones en cierto nicho de mercado, sin embargo, el CEO de la aplicación SCRUFF le ha dicho NO a una de estas propuestas, porque tiene claro que una vez la base de datos de sus usuarios salga de la compañía (PerryStreet Inc, matriz de SCRUFF), no se tendrá control alguno de lo que hagan con esa información. Para SCRUFF la privacidad de sus usuarios es primordial y uno de sus principales motores.

Eric Silverberg, CEO de SCRUFF, explica al medio Protocol.com que desde hace años a su correo llegan jugosas propuestas donde le exponen que la información de sus usuarios es muy valiosa para estas compañías, sin embargo, todas han sido rechazadas porque de esta forma PerryStreet Inc confirma la confianza que han depositado los usuarios de SCRUFF en la app.

El correo llegado al CEO de SCRUFF decía: “Quería comunicarme porque noté que Scruff actualmente tiene la función de ubicación instalada en su aplicación y pensé que sería beneficioso para nosotros conectarnos”, escribió un empleado de X-Mode en un correo electrónico de septiembre de 2018, en el que ofreció pagar a Scruff hasta 100 mil USD por los datos de ubicación de sus usuarios.

X-Mode siguió enviando correos a Eric con la intención de convencerlo en la venta de los datos de los usuarios de SCRUFF, explicando también, que no es la única empresa dedicado a ello, en los últimos 18 meses al menos unas seis compañías más han enviado más de 30 solicitudes con la misma finalidad, la compra de los datos de sus usuarios.

Desde SCRUFF confirman que “nuestra comunidad es muy sensible a este tema del intercambio de datos”, dijo Silverberg. “Hay países en todo el mundo que criminalizan los actos entre personas del mismo sexo”, por esta razón nunca en SCRUFF accederán a este tipo de negocio, porque los usuarios de SCRUFF deben ser respetados.

Actualmente con la pandemia generada por el COVID-19 el CEO de SCRUFF se enfrentó al dilema de entregar la base de datos de sus usuarios, dado que las empresas celulares y gigantes de Internet están entregando los datos de ubicación de sus usuarios a los gobiernos y entidades de salud para localizar a personas con el virus, sin embargo, Eric llegó a la conclusión que si desde SCRUFF facilitan esta información, la privacidad de los usuarios de SCRUFF quedaría expuesta y toda aquella información que debe ser solo del usuario quedaría expuesta. Por ello, siguen aferrados a una de sus principales políticas: no entregar los datos de ubicación de la comunidad SCRUFF, o como ellos lo llaman de forma cariñosa: SCRUFF Fam (la familia SCRUFF).

Israel, China, Singapur y Corea del Sur están utilizando datos de ubicación para rastrear a los enfermos con COVID-19. En Europa, los operadores de telefonía móvil comparten datos con las autoridades sanitarias de Italia, Alemania y Austria para ayudar a combatir el virus, en los EE. UU., tanto las empresas privadas como el gobierno están explorando cómo aprovechar el movimiento que hace una persona con su teléfono celular para rastrear y estudiar la propagación del COVID-19. Google exhibió su vasto depósito de datos de ubicación la semana pasada cuando entregó los Community Mobility Reports, que muestran el cumplimiento de las advertencias y restricciones de COVID-19 en 131 países, incluido Estados Unidos.

Claro está, para los propietarios de SCRUFF es muy importante la salud de sus usuarios, por ello, desde el inicio de la pandemia han lanzado de forma consecutiva mensajes a los usuarios para que ellos estén nutridos con la información pertinente sobre el cuidado a tener frente al COVID-19, así mismo han hecho todo el esfuerzo para que la SCRUFF Fam tenga de primera mano la información a dónde acudir si alguna persona presenta síntomas de la enfermedad generada por este nuevo coronavirus. En SCRUFF están conscientes que la situación actual es de sumo cuidado, pero nunca expondrán la información de sus miembros, por eso es sagrado.

¿Y tú qué opinas?

Para conocer las últimas noticias sobre lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros, y queer en español, visita el Home de Plaza Diversa. Echa un vistazo a nuestras últimas noticias o encuéntranos en FacebookTwitter e Instagram.

Déjanos tu comentario sobre el artículo en la parte de abajo y escríbenos a hola@plazadiversa.com si tienes alguna duda o sugerencia.