Hombre se vengó de su novio por engañarlo

Tips para salir con hombres que siguen en el closet

Tips para salir con hombres que siguen en el closet

Hombre se vengó de su novio por engañarlo

Hace tres años inicié una relación con Javier, a su lado viví algunos de los mejores momentos de mi vida, compartimos muchas cosas, nuestros sueños, metas, creí era el hombre que estaría a mi lado para siempre.

Pero comprobé que no todos los cuentos tienen un final feliz, por lo menos no este, espero haya sido sólo una prueba para comenzar a escribir mi verdadera historia de amor, sin embargo, ahora tenía que ver la realidad y olvidar la fantasía.

Después de nuestro tercer aniversario me di cuenta que las actitudes de Javier estaban cambiando, podía inventar mil excusas, yo nunca pensé que me estaba engañando realmente, esa yo creo era mi última opción, pues pensaba que me amaba.

Pero no hay verdad que no salga a la luz, mi horario de trabajo generalmente es fijo, nosotros vivíamos juntos, cada uno se iba a su trabajo, yo regresaba mucho más tarde a casa, así que Javier estaba solo algunas horas.

Pero una tarde decidí pedir permiso en la oficina, quería sorprender a mi novio con una deliciosa cena, compré su comida favorita, pizza, tenía que alegrar su día y hacerlo sentir bien, no sabía que pasaba, pero lo podíamos solucionar juntos, pensaba.

Cuando llegué a nuestra casa me di cuenta que ya estaba ahí, así que traté de no hacer ruido para sorprenderlo, generalmente siempre estaba en la habitación mirando la TV, imaginé ese día estaba haciendo lo mismo.

Con mucho cuidado preparé la mesa, no hice ningún ruido, subí las escaleras sigilosamente, llegué a la puerta de nuestra habitación y escuché la televisión encendida, abrí la puerta rápido para sorprenderle.

Creo la sorpresa fue para mí, estaba con otro chico, en nuestra cama, saltó de ahí como un gato, yo estaba en shock, no me podía mover, pasaron muchas cosas por mi cabeza en ese momento, algunas buenas y otras no tanto.

En un momento le pedí al chavo que por favor saliera de mi hogar, no quería saber quién era, ni nada, solamente que se alejara, Javier se vistió lo más rápido posible, estaba sentado a la orilla de la cama con las manos sobre su rostro.

Con toda la calma del mundo me acerqué y le pedí una explicación, aunque no era necesaria, me dijo que estaba con ese chico hacía algunos meses, pero no lo amaba sólo era sexo, sentí una daga en mi corazón.

Le pedí que por favor me dejara solo esa noche, no tenía ánimos para estar a su lado, tenía mucho que asimilar, él no quería irse, pero lo obligué, pasó una semana y yo no estaba listo para regresar, aunque todos los días llegaba con flores y disculpas.

Una noche que sabía me estaría esperando en la puerta, use una app para citas, encontré un chavo muy atractivo, así que quedamos en vernos en mi trabajo a la hora de salida, llegaría con él y así Javier nos podría mirar juntos, tendría una cucharada de su propia medicina.

Así lo hice, llegué tomado de la mano de otro chico, sonriendo y jugando con él, cuando nos miró se levantó rápidamente e intento golpearlo, yo lo detuve, miré como comenzó a llorar y reconocer que no había hecho lo correcto.

Le pedí que se retirara, cuando se fue pude explicar lo que pasaba a este chico, era obvio que yo no quería nada, solamente era una venganza, pero me sorprendió el que me ofreciera su apoyo en este juego.

Llevo quince días haciendo creer a Javier que estoy con este chico, hemos creado una relación de mentira, pero la verdad comienzo a sentir algo por él, aunque aún debo superar a Javi o bien perdonarlo y regresar.

¿Qué piensas?

Déjanos tu comentario sobre el artículo en la parte de abajo y escríbenos a hola@plazadiversa.com si tienes alguna duda o sugerencia.

Te invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales y a visitar nuestra página principal para ver más contenido.