Sexualidad

¿Importa realmente el tamaño de la herramienta?

9 Mins read
Ser bueno en la cama no se trata del tamaño, sino de cómo lo maneja. Imagen: Pexels/DeonBlack

En realidad que tan importante es el tamaño ¿Es vital que sea inmenso o no a la hora de hacer “el delicioso”?

La respuesta corta: No, el tamaño del pene no importa, al menos no en términos de deseabilidad o función.

El tamaño no tiene nada que ver con su capacidad para dar y recibir placer o hacer lo que se supone que debe hacer. Eso no quiere decir que algunas personas no prefieran uno más grande o más pequeño, pero es una cuestión de preferencia percibida, algo así como la piña en la pizza. A cada uno lo suyo.

Más grande no es necesariamente mejor

Al contrario de lo que se escucha en los pasillos y conversaciones lujuriosas entre amigos, una herramienta más grande no lo es todo.

Los penes más grandes que el promedio se han asociado con un mayor riesgo de lesiones e infecciones. La longitud adicional también puede hacer que algunas posiciones sean especialmente dolorosas. Demasiada circunferencia puede causar desgarros si no tiene cuidado, especialmente durante el sexo anal. Luego está todo el reflejo de asfixia y náuseas con el que lidiar durante el oral.

Por supuesto, hay formas de evitar estas cosas, pero solo demuestra que tener un gran P no es todo eso.

Más pequeño no es necesariamente malo

Un P más pequeño es automáticamente más fácil de manejar, lo que significa que todos los involucrados pueden disfrutar del placer en lugar del dolor o en tratar de averiguar cómo “va a entrar eso donde ya sabemos”.

Sin duda, es más fácil de colocar en la boca uno más pequeño y hacer todas esas cosas que nos gustan sin llegar a sentir dolor en la mandíbula. Y cuando se trata de anal, un P más pequeño es básicamente el mejor. Además, en el caso que se presente cualquier deficiencia pues se corrige fácil, otra cosa, cuando se trata de cambiar de posición tenerlo pequeño permite maniobrar de forma fácil.

Y el promedio es, bueno, más pequeño de lo que probablemente piensas

La mayoría de las personas con penes, alrededor del 85 por ciento, sobreestiman el promedio en lo que respecta al tamaño y están convencidas de que todos los demás están empaquetados con algo mucho más robusto.

A continuación, te damos una dosis de realidad basada en las estadísticas más recientes sobre el tamaño:

  • La longitud media del pene es de 9,1 cm (3,6 pulgadas) cuando está flácido y de 13,1 cm (5,2 pulgadas) cuando está erecto.
  • En cuanto a la circunferencia, el pene flácido promedio mide 3,66 (9,31 cm) alrededor y 4,59 (11,66 cm) adentro mientras está erecto.

Para ser claros: el tamaño no tiene nada que ver con la resistencia. Puede ser todo gigantezco y verse como el de un semental, pero aún así perder la resistencia cuando entra en el objetivo. Un P grande no durará más que uno pequeño ni evitará que te quedes sin energía o te corras más rápido de lo que quisieras.

Lo único que puede hacer el tamaño es afectar el juego, para bien o para mal

El tamaño puede afectar totalmente tu juego. Grande o pequeño, el hecho no está e centrarse en el tamaño. Aprende a aprovechar al máximo lo que tienes y todas las otras formas que existen para dar placer y serás una estrella para tú pareja o parejas. Concentrarse solo en el tamaño lleva al fracaso.

Por ejemplo, algunas personas descuidan sus habilidades porque piensan que un gran P es todo lo que necesitan para sacudir el mundo de alguien… y no es cierto. Otros pueden dejar que las preocupaciones de tenerla pequeña, lo que les hará compensar de otras maneras. Todas estas cosas pueden tener un costo mental en las personas involucradas en una relación íntima.

Cómo maximizar el placer con lo que se tiene

Sonará trillado pero “el tamaño no importa”, lo importante es lo que haces con el. No hay nada como dejar a tu pareja retorciéndose de éxtasis para llevar tu confianza por las nubes, lo que te servirá bien, dentro y fuera del dormitorio.

Aquí te mostramos cómo aprovechar al máximo lo que tienes, ya sea que lo tengas grande, pequeño o estás en la mitad:

Si estas más dotado

La clave está en trabajar en la excitación de la pareja para que está se pueda abrir sin sentir dolor alguno. 

Asegurarse de que su pareja esté súper excitada hará que sea más fácil dominar la bestia que tienes entre las piernas, por lo que es imprescindible un enfoque adicional en los juegos previos. Y lubricante. Mucho lubricante.

Use su boca, lengua o dedos para provocar sus zonas erógenas, concentrándose en todos los sospechosos habituales, como los pellizcos y los genitales, así como algunas partes menos exploradas pero sorprendentemente eróticas, como la parte interna de los brazos o detrás de las rodillas.

Si ambos están listos para pasar a la penetración, elija posiciones que le permitan a su pareja un poco más de control sobre la profundidad. Que la pareja inicie arriba siempre será una buena forma para arrancar.

Si estas menos dotado

Si su P cuenta con pocos centímetros, concéntrese en posiciones que le permitan profundizar, como el estilo perrito. Hágalo más profundo haciendo que su pareja baje la cabeza y el pecho mientras arquea la espalda.

Si tiene un P delgado, elija posiciones que permitan apretarlo más. En realidad, esta puede ser cualquier posición sexual, siempre que su pareja mantenga las piernas juntas. Las posiciones de misionero, boca abajo y ellos arriba funcionan con las piernas cerradas. Agrega sexo oral al menú como aperitivo o incluso como plato principal. Y al dar, incorpore sus manos o un juguete sexual para aumentar las posibilidades de orgasmo anal.

Si estás en el medio

En términos de posiciones sexuales, todo vale. Esta es tu oportunidad de experimentar como loco y afinar las posiciones que más disfrutan tú y tu pareja. Siempre que su pareja esté dispuesta a hacerlo.

El juego de sensaciones con juguetes sexuales, plumas y cubitos de hielo es un buen comienzo, especialmente si tienes curiosidad por el BDSM.

Ser el mejor

Ser bueno en la cama no se trata del tamaño, sino de cómo lo maneja. Averiguar qué se siente bien para usted y su pareja y elegir movimientos que aprovechen al máximo será el punto vital para que la relación sea un éxito.

Así que no caiga en el “es muy grande” o “muy pequeño” para que guste. Enfóquese en lo previo, lo que puede vincular en medio de la relación y lo que sigue al terminar el acto. 

Artículo tomado de www.healthline.com

¿Ya eres parte de la comunidad GBTQ de más de 15 millones de personas?

Te invitamos a descargar SCRUFF la app GBTQ más segura y mejor valorada en Google Play y Apple Store AQUÍ. Además de encontrar a los chicos con los mismos intereses tuyos de tu ciudad, encontraras la lista de eventos culturales y digitales LGBT en SCRUFF Eventos; podrás programar tu viaje con SCRUFF Venture, ver shows en directo donde podrás ganar dinero solo por ser usuario de la app; también hacerte embajador… y seguir conectando con personas GBTQ de tu ciudad o de cualquier parte del mundo. ¡Únete AHORA aquí!

¿Y tú qué opinas?

Para conocer las últimas noticias sobre lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros, y queer en español, visita el Home de Plaza Diversa. Echa un vistazo a nuestras últimas noticias o encuéntranos en FacebookTwitter e Instagram.

Déjanos tu comentario sobre el artículo en la parte de abajo y escríbenos a hola@plazadiversa.com si tienes alguna duda o sugerencia.

.





.
Seguir
close-link
error: Content is protected !!