Actualidad

Los empleados LGBTQ de Disney critican a la compañía por eliminar el afecto entre personas del mismo sexo en pantalla

9 Mins read
Los empleados LGBTQ de Disney están esperando una respuesta de la compañía. Imagen: Disney

Empleados LGBTQ de Disney manifestaron su enojo con la compañía debido al apoyo monetario que la empresa le dio a los legisladores del proyecto de ley conocida como ley “Don’t Say Gay” que prohíbe que se hable en las escuelas sobre orientación sexual o identidad de género. 

Gracias a la información brindada por “Queerty” sabemos que Disney se ha metido en un lío cada vez más profundo por el proyecto de ley «Don’t say gay» de Florida, un proyecto que busca prohibir discusiones y charlas sobre orientación sexual e identidad de género en las escuelas. Primero, se reveló que Disney había donado dinero a los lideres republicanos que apoyan el proyecto de ley.

Posteriormente Disney fue criticado por negarse a hablar explícitamente en contra de la legislación, que fue aprobada por el Senado el martes.

En los últimos días, Disney ha estado tratando de defenderse de las crecientes críticas. La principal línea de defensa de la empresa, como reiteró el director ejecutivo de Walt Disney Co, Bob Chapek, fue que, en lugar de hacer declaraciones explícitamente políticas, la empresa ha hecho bien al promover la diversidad y la inclusión en pantalla.

Sin embargo, no es así como lo ven algunos de sus empleados LGBTQ. Un grupo de ellos ha escrito una carta a sus jefes, la cual fue publicada por Variety, donde se critica a Disney por no hacer más. También se expresa las quejas sobre la falta de afecto entre personas del mismo sexo en las películas de Pixar. La carta salió a la luz por primera vez en Twitter, a través del periodista Judd Legum.

Los empleados comenzaron diciendo: “Estamos escribiendo esta carta porque estamos decepcionados, heridos, asustados y enojados. Con respecto a la participación financiera de Disney con los legisladores detrás del proyecto de ley ‘Don’t Say Gay’, esperábamos que nuestra compañía pusiera la cara por nosotros. Pero no fue así”.

La carta continúa señalando la hipocresía existente en que Disney se niegue a hacer declaraciones políticas. Señalaron como Disney retiró rápidamente sus estrenos en cines rusos luego de la invasión de Ucrania. Disney también tomó una posición pública anteriormente y amenazó con retirar sus producciones cuando el estado de Georgia debatió la aprobación de un controvertido proyecto de ley de Libertad Religiosa: «Se ha demostrado que las declaraciones corporativas de Disney pueden y marcan diferencia».

Cuando se trata de representación en pantalla, dicen que los ejecutivos corporativos con frecuencia exigen recortes en el material: «Casi todos los momentos de afecto abiertamente gay… a pesar de las protestas tanto de los equipos creativos como del liderazgo ejecutivo de Pixar».

“Nosotros en Pixar hemos sido testigos de hermosas historias, llenas de diversos personajes, que regresan de las revisiones corporativas de Disney reducidas a migajas de lo que alguna vez fueron”, dice la carta.

“Incluso si crear contenido LGBTQIA+ fuese la respuesta para arreglar las legislaciones discriminatorias en el mundo, se nos prohíbe crear este contenido”.

Pixar ha incluido algunos personajes abiertamente LGBTQ en películas, pero no muchos. Hubo un corto de animación, Out, sobre un hombre gay que sale del armario con sus padres en Disney+ en 2020. Lena Waithe también le dio su voz a un personaje de policía cíclope en la película “Unidos” que menciona tener novia.

La semana pasada, Disney emitió un comunicado reconociendo que dio dinero a los legisladores demócratas y republicanos, pero dijo que ninguno estaba relacionado con esta legislación en particular. En cambio, dijo: «el mayor impacto que podemos tener en la creación de un mundo más inclusivo es a través del contenido inspirador que producimos, la cultura acogedora que creamos aquí y las diversas organizaciones comunitarias que apoyamos, incluidas las que representan a la comunidad LGBTQ+».

Esto fue seguido por un comunicado de toda la compañía por parte del CEO Chapek el lunes defendiendo la falta de comentarios de Disney sobren proyecto de ley “Don’t say gay”.

“Como hemos visto una y otra vez, las declaraciones corporativas hacen muy poco para cambiar los resultados o formas de pensar”, escribió Chapek. “En cambio, a menudo son utilizados por un lado u otro para avivar las llamas del conflicto. En pocas palabras, las declaraciones corporativas pueden ser contraproducentes y socavar formas más efectivas de lograr el cambio”.

Dana Terrace, creadora del programa animado de Disney “The Owl House” se pronunció frente a la noticia de esta carta. En respuesta al memorando de Chapek, Terrace publicó un tweet que decía: «Estoy jodidamente cansada de hacer que Disney se vea bien».

Terrace acompañó su tweet con un video que decía: “Esta mañana recibimos un correo electrónico de toda la compañía que básicamente nos dice, en resumen, que Disney como compañía no va a cambiar. No va a dejar de dar dinero a estos legisladores”.

Ayer, Chapek habló en la reunión anual de accionistas de la compañía. Por primera vez, dijo que Disney “se opuso al proyecto de ley desde el principio”, pero optó por trabajar detrás de escena con los legisladores para tratar de influir en el resultado.

“Entiendo que nuestro enfoque original, sin importar cuán bien intencionado sea, no hizo el trabajo del todo”.

Continuó diciendo que la compañía estaba prometiendo $5 millones USD a la Campaña de Derechos Humanos y otras organizaciones de derechos LGBTQ. También dijo que se reunirá con el gobernador de Florida, Ron DeSantis, para discutir las “preocupaciones” de Disney sobre la legislación.

La portavoz de DeSantis, Christina Pushaw, respondió en Twitter y dijo que Chapek había llamado al gobernador, pero que ayer fue “la primera vez que escuchamos de Disney” sobre el proyecto de ley.

“El gobernador respondió la llamada del Sr. Chapek. La posición del gobernador no ha cambiado”, continuó Pushaw. “Todavía no se ha programado ninguna reunión en persona”.

“Disney es una empresa familiar que crea entretenimiento saludable para los niños”, continuó. “Los mismos padres de Florida que llevan a sus familias a Disney también apoyan los derechos de los padres en la educación, porque no quieren que sus hijos pequeños estén expuestos a contenido inapropiado sobre sexo y teoría de género en la escuela”.

Se espera que DeSantis firme la ley de manera inminente. La Campaña de Derechos Humanos emitió un comunicado diciendo que rechazará la oferta de Disney de la donación hasta que «se tomen medidas significativas para combatir» el proyecto “don’t say gay”.

Hasta el momento Disney no ha respondido a los comentarios de sus empleados LGBTQ publicado como una carta en Variety.

¿Ya eres parte de la comunidad GBTQ de más de 15 millones de personas?

Te invitamos a descargar SCRUFF la app GBTQ más segura y mejor valorada en Google Play y Apple Store AQUÍ. Además de encontrar a los chicos con los mismos intereses tuyos de tu ciudad, encontraras la lista de eventos culturales y digitales LGBT en SCRUFF Eventos; podrás programar tu viaje con SCRUFF Venture, ver shows en directo donde podrás ganar dinero solo por ser usuario de la app; también hacerte embajador… y seguir conectando con personas GBTQ de tu ciudad o de cualquier parte del mundo. ¡Únete AHORA aquí!

¿Y tú qué opinas?

Para conocer las últimas noticias sobre lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros, y queer en español, visita el Home de Plaza Diversa. Echa un vistazo a nuestras últimas noticias o encuéntranos en FacebookTwitter e Instagram.

Déjanos tu comentario sobre el artículo en la parte de abajo y escríbenos a [email protected] si tienes alguna duda o sugerencia.

error: Content is protected !!