Comunidad

Mitos sobre la bisexualidad que debemos derribar

12 Mins read
En este artículo puntualizamos en esas creencias que debemos derribar sobre la bisexualidad. Imagen tomada de Colectivo Galactyco

Se proclamó un día internacional de la visibilidad bisexual con la intención de ser visibles a estas personas que necesitan ser tan notables como los heterosexuales y los homosexuales.

Actualmente sabemos que existen personas que sienten atracción por otras personas de su propio género así como también por el género contrario, pero alrededor de ellos existen unas grandes murallas construidas por algunos heterosexuales y también homosexuales debido al desconocimiento o falta de educación sobre la bisexualidad. 

De ahí se propicia el nacimiento de sentimientos negativos, adversos y fóbicos hacia las personas bi, creando pensamientos errados que como sociedad tenemos la obligación de desterrar. La aversión y discriminación originan un gran estigma sobre estas personas de las cuales ahondaremos.

A continuación, puntualizamos en esas creencias que debemos derribar sobre la bisexualidad, compartiendo un artículos publicado en Nara Psicología.

“Las personas bisexuales son unas viciosas”

Existe la creencia de que dentro de este colectivo reinase el libre albedrío guiado por seres humanos con una libido portentosamente mayor que la de la mayoría de mortales.  ¿Quién no ha escuchado la expresión “a esos/esas les va el vicio; les gusta tanto la carne como el pescado”? En realidad, la bisexualidad no se experimenta acompañada por un aumento de libido. Se puede ser bisexual sin participar en prácticas sexuales.

“La bisexualidad no existe: o eres heterosexual o eres homosexual”

Dentro del colectivo LGTBIAQ+ esta frase ha hecho mucho daño a la letra B. La bisexualidad es un modelo que confronta con los dualismos de sexo/género y esto genera mucho miedo a la sociedad en general. Si podemos sentir deseo/atracción/afectividad por una persona indistintamente de su sexo/género: ¿cómo se reconfiguran las reglas del juego? La socialización que recibimos sobre el amor romántico se basa en la construcción de un binarismo. ¿Qué sucede cuando eliminamos esas líneas que separan de “quién te puedes enamorar o sentir atraída/o y de quién no”.

“La bisexualidad no es algo natural”

Sin embargo, encontramos fenómenos en la naturaleza que legitiman esta “naturalidad”:

La bisexualidad se da en otras especies animales como las gaviotas, las orcas, las jirafas y… sorpresa, también en el león africano! 

“La bisexualidad es una fase”

Algunas disciplinas de la rama social sostienen que la bisexualidad se trata tan sólo de una fase que sufren algunas personas, no perdurable en el tiempo.  Incluso determinados sectores del psicoanálisis consideran la bisexualidad como un trance que experimenta el sujeto en la búsqueda de su orientación sexual, generalmente en la adolescencia de algunas mujeres. Sin embargo, aunque la bisexualidad se puede experimentar en mayor o menor medida y de manera muy diferente según cada cual, no existe ninguna demostración concluyente de que se trate de una “etapa” del ciclo vital.

“Las personas bisexuales sólo sienten afecto o atracción sexual hacia personas leídas como mujeres u hombres”

La bisexualidad comprende la orientación afectivo-sexual hacia cualquier persona, indistintamente del sexo/género de ésta. Esto incluiría a personas no cisnormativas (cis= que se identifican con el sexo asignado al nacer) como a las personas trans, no binarias, bigénero, etc.

“Cuando una persona bisexual entabla una relación con una persona del “sexo opuesto” deja de ser bisexual”

Esta frase nos devuelve un reflejo de la presión social que sufre la B en nuestra cultura heteronormativa. “Si volvemos a la linde, dejamos de actuar de manera perversa contra el sistema”. La bisexualidad puede variar en el tiempo, con la edad, etc… pero no es algo que debamos definir exclusivamente por quién nos acompañe en un momento dado.

“Sólo podemos denominar bisexuales a las personas que han tenido experiencias bisexuales”

Existe mucha gente que posee un imaginario bisexual riquísimo pero que no ha tenido ninguna experiencia bisexual de manera “íntima”. Si asumiéramos esta creencia estaríamos reduciendo la B sólo a una práctica sexual, olvidándonos de la orientación, el deseo, el enamoramiento.

“Existen personas poco exitosas como heterosexuales/homosexuales que deciden hacerse bisexuales para aumentar sus posibilidades de satisfacción íntima/personal”

Aunque una persona puede tener prácticas bisexuales forzadas por una situación concreta (periodos de aislamiento, penitenciarías…), no es algo habitual que alguien, con libertad para sentir deseo/atracción/enamoramiento se obligue a sí mismo/a a buscar un compañero/a en ambos sexos para aumentar sus probabilidades de tener un contacto sexual. De nuevo, el sexocentrismo. Volvemos a reducir la bisexualidad a determinadas prácticas sexuales, y no a una orientación afectivo-sexual.

“La bisexualidad es otra moda más”

Este mito asume que el contexto sociocultural influye en la orientación sexoafectiva de la gente (esto puede ser cierto) y que la orientación afectivosexual puede variar en función de una tendencia. Sin embargo, existen datos de bisexualidad desde la Grecia Antigua… ¿moda o invisibilidad?

“Sólo existe la bisexualidad en las mujeres”

La fantasía del unicornio: así es cómo se describen muchas mujeres bisexuales cuando hablan de cómo son percibidas por la sociedad. La industria del porno ha promovido que observemos a las mujeres bisexuales desde un modelo androcéntrico cuya sexualidad se basa en satisfacer los deseos masculinos. Sin embargo, un hombre bisexual puede perder parte de su “atractivo” tanto para otras personas leídas como hombres, como para personas leídas como mujeres. Si nos interesase desmontar este mito, debiéramos echarle un ojo a los modelos de género en los que hemos sido socializados/as y pensar si éstos no pueden estar influyendo en la mayor o menos visibilidad de los hombres bisexuales.

Fuente: Nara Psicología

¿Ya eres parte de la comunidad GBTQ de más de 15 millones de personas?

Te invitamos a descargar SCRUFF la app GBTQ más segura y mejor valorada en Google Play y Apple Store AQUÍ. Además de encontrar a los chicos con los mismos intereses tuyos de tu ciudad, encontraras la lista de eventos culturales y digitales LGBT en SCRUFF Eventos; podrás programar tu viaje con SCRUFF Venture, ver shows en directo donde podrás ganar dinero solo por ser usuario de la app; también hacerte embajador… y seguir conectando con personas GBTQ de tu ciudad o de cualquier parte del mundo. ¡Únete AHORA aquí!

¿Y tú qué opinas?

Para conocer las últimas noticias sobre lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros, y queer en español, visita el Home de Plaza Diversa. Echa un vistazo a nuestras últimas noticias o encuéntranos en FacebookTwitter e Instagram.

Déjanos tu comentario sobre el artículo en la parte de abajo y escríbenos a [email protected] si tienes alguna duda o sugerencia.

error: Content is protected !!