Nopor: ¿Ver o no ver?

Nopor Ver o no ver

Nopor Ver o no ver

Nopor: ¿Ver o no ver?

La controversia frente a este tema siempre ha estado en la “boca del lobo”. Quienes la defienden por los beneficios que esta actividad sexual puede ofrecer para millones de personas, mientras se encuentra el otro lado donde hay quienes se oponen a ella o están los que piden filtros para poder acceder a ella.

Hace poco tiempo investigadores de la Universidad de las Islas Baleares en España compartieron las cifras de su estudio sobre la noporgrafía donde cuestionaron a 2.500 jóvenes entre los 16 y 19 años de edad, de dicha investigación se pudo divisar un dato que puede ser muy delicado: la edad de inicio para ver nopor está entre los 8 y 9 años. Entre la información que se pudo obtener los jóvenes aceptan que sobre esa edad en la niñez simplemente con poner en los buscadores de Internet palabras como “tetas”, “cul**” y “nepe” salen una gran oferta gratuita de páginas dedicadas a actividad.

Además, se calcula que gran parte de los consumidores actuales de la noporgrafía son menores de edad.

¿Ver o no ver? ¿En qué reside el problema?

Por el lado positivo según investigadores daneses, la ciencia no miente cuando se estudia la mente de los consumidores de noporgrafía. Se dice que el nopor no tiene un vínculo directo con la salud mental de las personas, de hecho, confirman que los consumidores de este contenido reportan un aumento en la satisfacción sexual.

Otro punto positivo es que el nopor aunque no sustituye el sexo real, si es una ventana para satisfacer las fantasías de muchas personas. Sumado a ello alivia el estrés, la ansiedad y los niveles de agresividad. Es decir, el estrés puede llevar a una persona a sufrir estados de ansiedad muy graves que pueden desencadenar agresividad, pero cuando una persona acude por medio de sus dispositivos inteligentes a este tipo de páginas y logra llegar al punto de la masturbación o sexo real con otra persona, el cuerpo llega a relajarse disminuyendo los niveles de ansiedad y agresividad.

Sin embargo, el nopor también tiene su lago negativo. Uno de los efectos principales que puede causar es la adicción. Existen evidencias que el efecto placentero producido por la ver actividad sexual en línea puede llevar a una persona al consumo desmesurado que puede reflejarse con el tiempo en un problema, similar como a los que puede causar el licor, el tabaco o ciertas drogas en una persona.

Otro de los problemas que puede causar es afectar directamente la autoestima, llegando al punto de que la persona se compare tanto a nivel físico como sexual con los protagonistas de las escenas sexuales.

¿Y usted de qué lado está? ¿Ver o no ver nopor?

¿Y tú qué opinas?

Para conocer las últimas noticias sobre lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros, y queer en español, visita el Home de Plaza Diversa. Echa un vistazo a nuestras últimas noticias o encuéntranos en FacebookTwitter e Instagram.

Déjanos tu comentario sobre el artículo en la parte de abajo y escríbenos a hola@plazadiversa.com si tienes alguna duda o sugerencia.