Investigaciones

Para pagar la matrícula, algunos universitarios se convierten en Sugar Babys

8 Mins read
La educación superior cada vez es más cara, por ello muchos jóvenes universitarios acuden a esta actividad

Una mirada cercana a este mundo.

Los jóvenes universitarios, desesperados por pagar la matrícula y lo que conlleva estar dotado por completo para mantenerse al día con tareas, vida social y esparcimiento, parece estar acudiendo más a convertirse en sugar baby.

 

Según numerosos informes, incluido un artículo que se publicó en Splinternews.com, los universitarios se subscriben a sitios web específicos para ejercer la prostitución con hombres generosos que están dispuestos a ayudarlos para evitar deudas.

 

De hecho, una encuesta realizada por el popular sitio web Seeking Arrangement (SA) muestra que el número de estudiantes universitarios que se inscriben en estos sitios aumenta conforma pasan los años. Con base a la información suministrada se sabe que el 10% de los miembros de estos sitios son hombres homosexuales que bien se sienten a gusto de hacerlo con otros hombres, mientras otro gran porcentaje son hombres que no se consideran homosexuales, pero aceptan las ofertas de otros hombres, pues el dinero es fundamental para pagar sus gastos.

 

Este tipo de actividad no es para nada nueva, solo que muy poco se habla de ella. Desde hace muchos años se viene ejerciendo porque es una forma de obtener dinero para poder pagar los estudios. Y es que seamos honestos, miles de jóvenes que perfilan un futuro para ellos, no tienen la capacidad económica para poder costear universidades costosas y tampoco el tiempo necesario para poder tener un trabajo formal y al mismo tiempo dedicarse a estudiar.

 

Para poder entender un poco más el tema se dialogó con varios sugar baby, también con sugar daddys, con el fin de saber su opiniones. Por ejemplo, Mikey como se hace llamar un estudiante de 21 años de la Universidad Estatal de Nueva York, compartió que no se ve a sí mismo como un prostituto. “Muchos de los que me contratan solo buscan a alguien con quien pasar el rato. A veces lo hacemos y otras no. De cualquier manera, ellos satisfacen sus necesidades y yo también. ¿Qué hay de malo en eso?”. Entre los servicios que brinda este joven hay uno que cuesta 1000 USD, por brindar compañía por toda la noche.

“Por una materia que solo da tres créditos, estoy pagando alrededor de 4700 USD. Eso es mucho dinero. ¿Crees que trabajar en McDonald’s va a ser suficiente? Por una noche o dos a la semana, puedo trabajar y al final del mes saber que mi matrícula está pagada”. 

Luego agrega: 

“¡No voy a ser uno de esos tipos que se gradúan y están cargados de deudas estudiantiles!”

Según las investigaciones llevadas recientemente, se ha registrado un aumento significativo de jóvenes gays que ofrecen servicios de acompañantes mientras asisten a la universidad. Kevin Walby, profesor de Justicia Criminal de la Universidad de Winnipeg quien ha escrito sobre el tema comparte su opinión:

“Antes, los hombres tenían que ir a un lugar al aire libre (prostitución en las calles), trabajar para una agencia o anunciarse en las últimas páginas de revistas y guías telefónicas para vender sexo, ahora pueden hacerlo directamente desde su teléfono”.

El aumento de estudiantes universitarios que recurren a los sugar daddys se debe en parte al crecimiento explosivo de las app de redes sociales. Además, el aumento de los costos de una carrera universitaria dificulta el acceso a una educación superior.

 

Una revisión rápida sobre las deudas estudiantiles revela que los créditos otorgados a millones de universitarios han vencido y todo porque pagarlos cuesta dos o tres veces más del monto prestado. 

 

Byron, como se hace llamar este sugar daddy, es un ejecutivo que ronda los cuarenta años, explica sus motivaciones para contratar acompañantes masculinos. “Mi trabajo requiere que trabaje más de 80 horas por semana. Eso no deja espacio para mucho más. Apenas tengo tiempo para comer, me gustaría al menos poder hacer ejercicio, pero el tiempo no me deja. E cuanto a contratar la compañía de un joven, todo el mundo necesita compañía. Ellos necesitan el dinero. En mi caso tengo los recursos. ¿Cuál es el problema?”.

 

Cuando se le pregunta a Byron sobre que algunas personas podrían considerar lo que está haciendo como “explotador”, él responde diciendo lo siguiente.

“Lo que es explotador es la matrícula que cobran algunas de estas universidades. Un chico con el que trabajo que asiste a la universidad está pagando casi 75.000 USD al año. Para cuando se gradúe, deberá más de 300.000 de su deuda estudiantil. ¿Dime quién está siendo explotador?”

Todo se trata de ser profesional 

Si la familia de un joven no puede costear la universidad de este, pues se busca un trabajo para poder pagar los altos costos de la educación. Un trabajo presencial para los jóvenes actualmente no es bien pagado. Por tal motivo ellos se sienten atraídos por soluciones que les facilitan estudiar y al mismo pagar sus estudios. De allí el hecho del aumento de la prostitución, pero no solo masculina u homosexual. Las investigaciones sobre este tema han arrojado cifras mucho más grandes sobre hombres y mujeres heterosexuales. De aquí la popularidad de sitios en linea o apps para rentar a una persona para acompañamiento. 

Existen varias razones por las que el trabajo sexual entre estudiantes universitarios parece estar en aumento. La investigación sugiere que puede ser una combinación de aumento de la matrícula, junto con menos miedo en torno al VIH en la era de PREP. 

 

La seguridad 

Mikey, dice: “A menos que realmente conozca al daddy, tengo cuidado. Intento evaluar a mis clientes lo mejor que puedo. Y eso significa que cuando paso la noche en su casa por primera vez, duermo con un ojo abierto. Es lo que es y acepto plenamente el riesgo”. Según él esta medida aplica para todo acompañante. Es una regla básica. Y que se someterse a este tipo de actividad es sumamente arriesgado, y todo aquel que entra a este mundo se somete a correr los riesgos.

 

¿Vergüenza?

Entre la mayoría de opiniones esta palabra no existe, o al menos no se siente de esa forma. Dicen que sentirían vergüenza si robaran o extorsionaran. Este tipo de actividad les da a ellos la oportunidad de estudiar y pagar sus deudas estudiantiles, con el único objetivo de ser profesionales. Por tal motivo no pueden sentirse ellos avergonzados. Logran una meta de vida por si solos, algo que es completamente satisfactorio. 

 

Sobre quedarse para siempre en esta vida

Con base a los opiniones de los jóvenes que se dedican a esta actividad, ellos no piensan en quedarse para siempre encerrados en la prostitución. El ser acompañantes simplemente es la salida para ganar dinero durante su etapa universitaria. Al ser impagable una carrera universitaria optan durante este tiempo por esa opción, por lo tanto, una vez obtenido el título se abren las puertas para trabajos bien remunerados, justo por lo cual lucharon mucho tiempo.

¿Ya eres parte de la comunidad GBTQ de más de 15 millones de personas?

Te invitamos a descargar SCRUFF la app GBTQ más segura y mejor valorada en Google Play y Apple Store AQUÍ. Además de encontrar a los chicos con los mismos intereses tuyos de tu ciudad, encontraras la lista de eventos culturales y digitales LGBT en SCRUFF Eventos; podrás programar tu viaje con SCRUFF Venture, ver shows en directo donde podrás ganar dinero solo por ser usuario de la app; también hacerte embajador… y seguir conectando con personas GBTQ de tu ciudad o de cualquier parte del mundo. ¡Únete AHORA aquí!

¿Y tú qué opinas?

Para conocer las últimas noticias sobre lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros, y queer en español, visita el Home de Plaza Diversa. Echa un vistazo a nuestras últimas noticias o encuéntranos en FacebookTwitter e Instagram.

Déjanos tu comentario sobre el artículo en la parte de abajo y escríbenos a hola@plazadiversa.com si tienes alguna duda o sugerencia.

error: Content is protected !!