Pastor niega funeral a hombre moribundo porque su hijo es gay

Pastor niega funeral a hombre moribundo porque su hijo es gay

Pastor niega funeral a hombre moribundo porque su hijo es gay

Pastor niega funeral a hombre moribundo porque su hijo es gay

El pastor sentenció que el hombre de 71 años que yacía en su lecho de muerte no podía tener su funeral en la iglesia porque tuvo un hijo homosexual.

Tal fue la intolerancia y negación de un pastor quien ha negado realizar el funeral de uno de los hombres más viejos de la localidad de Sweetwater, Tennessee en Estados Unidos. El hombre era fiel devoto de la Iglesia Bautista Chapel de Lee, desde niño asistía cada semana a la celebración de la eucaristía y justo ahora que necesitaba de su iglesia madre, le fue negada la petición hecha por su familia de realizar las honras fúnebres.

Según la familia del anciano la negación del sacerdote se da porque el anciano tiene un hijo homosexual, por lo tanto, lo culpabiliza.

Al pastor ni siquiera le importó que esa parroquia haya tenido un lazo importante con los padres del hoy anciano. Según la familia del señor, quien hoy está en sus últimos días de vida, la iglesia tiene un significado especial porque ésta era de su familia y luego fue cedida a la ciudad.

Jay Scruggs es el pastor, fue él quien negó la petición del funeral, según Jessie Goodman, hijo del hombre moribundo, cuando se disponía a hacer los preparativos dentro de la casa de Dios, el pastor salió en su contra afirmando que por él (Jessie) ser homosexual y estar comprometido en matrimonio con otro hombre, tenían tajantemente prohibido realizar el acto fúnebre he dicho lugar.

Sí, has leído bien. Scruggs no permitirá que el padre heterosexual de Jessie tenga su funeral en su iglesia porque su hijo es gay. “Están castigando a mi padre por ser lo que la vida me ha hecho. […] No soy yo allí en un ataúd. Es él”.

Según informes, Scuggs le dijo a Jessie que “mientras yo participara de alguna manera, [mi padre] no podría tener su servicio ahí”.

Ahora Jessie afirma que su padre moribundo, quien también es pastor, no tomó bien la noticia. “Tenía una mirada muy herida en su rostro cuando le dijimos eso”, dice.

El padre de Jessie todavía está vivo, pero la familia dice que solo le quedan “unos pocos días”.

¿Qué piensas?

Déjanos tu comentario sobre el artículo en la parte de abajo y escríbenos a hola@plazadiversa.com si tienes alguna duda o sugerencia.

Te invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales y a visitar nuestra página principal para ver más contenido.