Relatos: Soy una chica trans que se salvó de ser secuestrada en un Uber

Soy una chica trans que se salvó de ser secuestrada en un Uber

Soy una chica trans que se salvó de ser secuestrada en un Uber

Relatos: Soy una chica trans que se salvó de ser secuestrada en un Uber

Por Luci

Siempre había escuchado sobre los secuestros que se daban en taxis, sobre todo a mujeres, algo que está presente en las marchas feministas, pues muchas de estas chicas siguen desaparecidas o fueron encontradas asesinadas.

Es algo muy triste de contar o saber, sobre todo por todas las familias que deben enfrentar esta situación, no puedo imaginar el dolor que deben sentir, un dolor que mi familia también pudo haber pasado.

Por mi seguridad y para sentirme más tranquila siempre uso aplicaciones para pedir mi transporte, pues viene la información de los chóferes, del auto y además comparto mi ubicación en tiempo real, así saben por dónde me muevo mis amigos.

Nunca me había pasado algo malo, pero eso cambió una noche que decidí salir para visitar a un amigo, como ya era un poco tarde, pedí un Uber, todo iba bien, recibí la información del auto, así que lo estaba esperando.

De pronto recibí un mensaje del chófer, me preguntaba si mi pago sería en efectivo o tarjeta, no se me hizo extraño, así que le respondí con tarjeta, seguía esperando, pero estaba tardando mucho, eso sí fue algo que me pareció fuera de lo común.

Después de un rato esperando llegó el auto, verifiqué fuera la persona y me subí, el viaje comenzó, todo iba tranquilo, como yo no conozco muy bien la ciudad, pues confío en la dirección que el chófer toma.

Pero a mitad del camino me dice que va a cancelar mi viaje, el pretexto fue que necesitaba el dinero en efectivo, que pondría que su coche se había descompuesto y apagaría la app, fue ahí cuando sentí un miedo que jamás había sentido.

Es como si tu mundo se detuviera, me puse fría, por unos momentos no supe que hacer, el coche seguía avanzando y no sabía hacia dónde íbamos, como iba mensajeando con mi amigo, le comencé a decir la situación y lo preocupada que estaba.

Sentía la necesidad de abrir la puerta y aventarme, es una desesperación horrible, le pedí a mi amigo que me marcara, así podría ir hablando con él, cuando contesté la llamada, lo primero que le dije fue: Que bueno que estás mirando mi trayecto, así sabes por donde voy.

En ese momento el chófer miró por el retrovisor con su rostro molestó, yo seguía hablando con mi amigo, se orilló y me preguntó la dirección a la que íbamos, esto después de haber pasado varios minutos “en camino”, pero su tono fue poco amigable.

Fue ahí cuando aproveché para bajarme, me alejé un poco del lugar, seguía en estado de shock, creo que por no haber sido por esa llamada ahorita no estaría contando esta historia, pero no pasó de un susto.

Nosotras como mujeres trans también sufrimos mucha de la violencia que pudieran pensar es exclusiva de las chicas biológicas, también nos asesinan por ser femeninas, nos violan, nos desaparecen, nos acosan, somos mujeres.

¿Y tú qué opinas?

Para conocer las últimas noticias sobre lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros, y queer en español, visita el Home de Plaza Diversa. Echa un vistazo a nuestras últimas noticias o encuéntranos en FacebookTwitter e Instagram.

Déjanos tu comentario sobre el artículo en la parte de abajo y escríbenos a hola@plazadiversa.com si tienes alguna duda o sugerencia.