Ser gay entre los vikingos era genial

Ser gay entre los vikingos era genial - Imagen tomada de Men's Variety

Las relaciones del mismo sexo ocurrieron con frecuencia entre los vikingos.

 

¿Eres fanático de la historia? ¿Te gusta leer sobre cómo era ser gay hace siglos? ¡Sabemos que sí! Por eso te alegrará mucho saber que, si hubieses vivido en la época vikinga, hubieras sido el “objeto del placer” para chicos extremadamente atractivos con un físico impresionante.

 

Sin embargo, había solo una condición: tenías que dejar que te inseminaran.

 

De hecho, cuanto más líquido vital entrara del cuerpo de un hombre en otro hombre, mejor. Eso es porque los seguidores del dios vikingo Freyr creían que la fuerza del hombre provenía del semen.

 

El período vikingo tuvo lugar entre el 793 y el 1066 d. C. Los hombres de esta época procedían principalmente de la Escandinavia moderna; Dinamarca, Noruega, Suecia, Finlandia e Islandia, respectivamente.

La investigación académica nos dice que los pueblos vikingos no consideraban la homosexualidad como algo malo o pervertido.

 

Algo que estaba más que claro en aquella época es que los hombres más rudos eran quienes podían inseminar a los que no ostentaban de rudeza. 

 

El entrenamiento antes de tomar una ciudad

Se sabe que como parte del proceso de preparación en el período previo al asalto a una ciudad, los guerreros luchaban entre sí usando espadas y escudos de madera. Normalmente, estas sesiones de entrenamiento contenían clanes de 20 hombres.

 

Según los textos antiguos, los ganadores y perdedores de tales competencias se dividían en dos grupos. Los “vinnas” [ganadores en islandés] y “vatas” [perdedores]. Si eras un perdedor, debías reunirte con otros vatas, para luego rezar al dios nórdico Freyr. El único objetivo de rezar era para que la intervención divida te hiciera más fuerte y ágil.

 

Después de que terminaran las oraciones, comenzaba la acción. Los vikingos ganadores tomaban a los vatas a su voluntad . La resistencia por parte de los vatas no formaba parte de la dinámica, así que quedaba a disposición total de los vinos.

Si eras particularmente malo, el peor de los vatas posiblemente estarías a disposición de tres o cuatro Vinnas, esto como parte de asegurarse tomar toda la esencia que te llevaría a ser más fuerte. Y ojo, no se podía desperdiciar ni una sola gota porque se consideraba altamente ofensivo para Freyr.

 

Pero según lo que sabemos, no parece que eso fuera un problema. Los textos antiguos nos dicen que los perdedores aceptaban con entusiasmo las ofrendas de los ganadores. La razón era simple: querían capturar su energía, como lo mandaba Freyr.

 

A diferencia de los comportamientos draconianos adoptados contra los homosexuales durante la época de la antigua Roma, los vikingos no veían la acción de hombre a hombre como “incorrecta” y, por lo tanto, no la castigaban, sino todo lo contrario, esta era una oportunidad de renovación y restauración.

El exterminio de la homosexualidad en los vikingos

Los guerreros varones del período vikingo solían tener intimidad entre ellos. Fue solo después del inicio del cristianismo que las relaciones homosexuales fueron condenadas. Pero incluso entonces, algunos vikingos hicieron cosas entre ellos de todos modos desafiando a la Iglesia.

¿Ya eres parte de la comunidad GBTQ de más de 15 millones de personas?

Te invitamos a descargar SCRUFF la app GBTQ más segura y mejor valorada en Google Play y Apple Store AQUÍ. Además de encontrar a los chicos con los mismos intereses tuyos de tu ciudad, encontraras la lista de eventos culturales y digitales LGBT en SCRUFF Eventos; podrás programar tu viaje con SCRUFF Venture, ver shows en directo donde podrás ganar dinero solo por ser usuario de la app; también hacerte embajador… y seguir conectando con personas GBTQ de tu ciudad o de cualquier parte del mundo. ¡Únete AHORA aquí!

¿Y tú qué opinas?

Para conocer las últimas noticias sobre lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros, y queer en español, visita el Home de Plaza Diversa. Echa un vistazo a nuestras últimas noticias o encuéntranos en FacebookTwitter e Instagram.

Déjanos tu comentario sobre el artículo en la parte de abajo y escríbenos a hola@plazadiversa.com si tienes alguna duda o sugerencia.