Actualidad

“Te llegó el período”, “dile a tu pareja que te tengo metido el dedo en el hoyo”: Hombre gay discriminado en hospital de Chile

7 Mins read
Desde Movilh se ha denunciado este grave cruel caso de discriminación, enviando una misiva al director del hospital, esperando se tomen las medidas necesarias.

Tremenda humillación ha recibido un hombre en un hospital San Pablo de Coquimbo, en Chile. 

La organización de Movilh reporta este grave caso de homofobia sufrido por un hombre homosexual quien a horas de someterse a una cirugía, el paciente tuvo sangrados. “Te llegó el período”, “dile a tu pareja que te tengo metido el dedo en el hoyo” o “¿quieres abrazar a un hombre?” fueron parte de las frases lanzadas por el paramédico Edward Encina Zamora, en medio de una ineficiente y deplorable atención médica.

Ramón Gómez encargado de DDHH del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual precisó que “un paramédico humilló al paciente, se burló de su orientación sexual, le negó atención cuando sangraba incluso en un lobby del hospital. Es uno de los atropellos más crudos de los que tenemos registro al interior de un centro médico. Esperamos que el Hospital adopte medidas inmediatas para sancionar al responsable y prevenir nuevos abusos”.

Los atropellos comenzaron cuando el pasado 4 de julio un médico decidió dar alta al paciente a menos de 24 horas de una cirugía de alta complejidad  y sin  revisar previamente el estado de sus heridas. 

“Me vestí y salí de mi habitación, pero un paramédico de la unidad de emergencia, identificado como Edward Encina Zamora, con voz enojada me dijo “¿y tú qué haces aquí? Anda a tu sala porque aquí hay pacientes con Covid”. Yo le respondí  “es que me acaban de dar el alta. Quiero saber si puedo caminar”, a lo que me dijo “no, vete a tu cama”. Me fui a mi cama”, relató el paciente.

Añadió que “siendo exactamente las 14:15 horas empiezo a vestirme para ir a mi hogar. Me dirigí al lobby de cirugía para hablar con mi pareja que venía llegando. Ahí me percaté de que estaba goteando sangre. De inmediato me dirigí al mesón de enfermería donde se encontraba Encina Zamora. Le pedí que me revisara, pero solo dijo que me fuera a mi habitación y esperara porque la enfermera estaba en colación”.

“Regresé a la habitación, acostándome nuevamente. Como pasaron 10 minutos y yo sangraba y no llegaba nadie, salí al lobby nuevamente. Esperé que mi pareja subiera. Él se sorprendió al verme ensangrentado. Nos dirigimos al mesón nuevamente y le pregunté al paramédico si podía verme porque estaba sangrando mucho. La respuesta fue la misma: que debía esperar a la enfermera. Me dirigí una vez más a mi habitación y me acosté en la cama ensangrentado y sin ayuda alguna. No aguanté más y toqué el botón de pánico. Apareció el paramédico. Le dije que estaba sangrando mucho. Al mostrar dónde sangraba me dice a viva voz, en medio de risas y delante de otros pacientes “te llegó el período””, recordó.

El agresor homofóbico Edward Encina Zamora

Tras eso llegó al lugar una enfermera. Al enterarse de lo ocurrido, solicitó ayuda a urgencias. “Se comunicó por celular con el doctor que me dio de alta, señalando que “tengo a un familiar del paciente aquí, ¿qué le digo?”. El paramédico escuchó eso y, en medio de risas y mientras presionaba mis heridas sostuvo “dile que le tengo metido el dedo en el hoyo””, denunció el paciente. 

“Me puse a llorar de impotencia al ver cómo este sádico apretaba mi herida brutalmente y riéndose. La enfermera le dijo al paramédico que necesitaban gasas estériles, a lo cual el  funcionario respondió “¿Para qué gasa estéril? No  necesita”. Yo empecé a tiritar me dieron escalofríos en el cuerpo. El paramédico me dijo entonces “¿te dio frío? Toma, ahí tienes la almohada para que la abraces ¿o quieres abrazar a un hombre?””, relató.

Minutos después, el paciente fue cambiado de habitación y abandonado en una cama, donde también instalaron sus bolsos.

“Me dejaron totalmente tirado, como a un perro. Al pasar varios minutos, me levanté para pedir ayuda porque me dolía muchísimo mi herida. En eso llegó una doctora cirujana a examinar, dejándome indicaciones de remedios para el dolor. Sin embargo, después de casi una hora nadie me daba los remedios” dijo el paciente.

“Pasaron 50 minutos. Me levanté y le dije nuevamente a la enfermera que estaba a cargo si podía darme algo para el dolor. Me dijo que tenía que preparar algo para el dolor, que me acostará nomás. Pasó otra hora, y no me dieron nada para el dolor”, finalizó.

El hombre solo recibió “medicamentos para aliviar su dolor a las 10:00 P.M, tras el cambio de turno de enfermería, y fue dado de alta el 5 de julio. A los efectos físicos, se suman los psicológicos. El paciente está muy afectado”, precisa Movilh.

Desde Movilh se ha denunciado este cruel caso de discriminación, enviando una misiva al director del hospital, esperando se tomen las medidas necesarias.

Tomado de Movilh

¿Ya eres parte de la comunidad GBTQ de más de 15 millones de personas?

Te invitamos a descargar SCRUFF la app GBTQ más segura y mejor valorada en Google Play y Apple Store AQUÍ. Además de encontrar a los chicos con los mismos intereses tuyos de tu ciudad, encontraras la lista de eventos culturales y digitales LGBT en SCRUFF Eventos; podrás programar tu viaje con SCRUFF Venture, ver shows en directo donde podrás ganar dinero solo por ser usuario de la app; también hacerte embajador… y seguir conectando con personas GBTQ de tu ciudad o de cualquier parte del mundo. ¡Únete AHORA aquí!

¿Y tú qué opinas?

Para conocer las últimas noticias sobre lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros, y queer en español, visita el Home de Plaza Diversa. Echa un vistazo a nuestras últimas noticias o encuéntranos en FacebookTwitter e Instagram.

Déjanos tu comentario sobre el artículo en la parte de abajo y escríbenos a [email protected] si tienes alguna duda o sugerencia.

error: Content is protected !!