¿Visitar sauna gay? Hoy, consejos para que sea amena tu visita

Visitar sauna gay Hoy consejos para que sea amena tu visita

Visitar sauna gay Hoy consejos para que sea amena tu visita

¿Visitar sauna gay? Hoy, consejos para que sea amena tu visita

Yo fui uno de esos hombres que alguna vez dijo: ¡Nunca asistiré a un lugar de perdición, como esos saunas!, pero todo en la vida cambia.

Me acabo de cambiar de ciudad, y un día al salir del lugar donde estoy llevando acabo mis estudios de especialización, me di cuenta que cerca hay un establecimiento de este tipo, al cual asistí con el único objetivo de solo conocer un poco, y terminé con una sonrisa de oreja a oreja.

Fue gratificante, excepcional y seguro que volveré. Pero, cometí varios errores por lo cual decidí escribir este post.

Primero: No me informé del sitio

Es súper importante tener la información necesaria del lugar donde queremos asistir. Internet está lleno de avisos sobre estos lugares. En la web uno encuentra reseñas sobre los establecimientos, la zona o área donde se encuentra dentro de la ciudad, opinión acerca del lugar, y sé que muchos de nosotros tenemos un amigo que se la pasa metido en estos lugares, entonces ya sabemos a quién podemos preguntarle.

Segundo. En compañía es mejor

Si es la primera o segunda vez que asistes, busca un compañero que te secunde en tu aventura. Alguien en quien puedas confiar. No te digo que sea con él con quien tengas un encuentro sexual, solo que uno nunca sabe que pueda pasar en un lugar que no conoce.

Tercero. No todos los que están en el sauna quieren sexo, pero la mayoría sí

Al momento de entrar en charla con otra persona es importante que el dialogo no sea este: ¿Quieres sexo? ¡Bueno, vamos de una! Por favor, un saludo es esencial, y el dialogo primordial, es mejor conocer un poco a la persona con quien posiblemente puedas terminar sosteniendo un encuentro íntimo.

Cuarto. Seguridad

No hay nada más feo que estar en un sauna y andar huyendo a todo el mundo. Simplemente, si te gustó un chico y este te sigue te da la confianza suficiente, entonces, adelante. Dado caso que la persona no te preste atención, actúa normal; por allí dicen, “si te vi, ni me acuerdo”. O si es un chico el que te echa el ojo y a ti no te gusta, entonces, has una sonrisa y apártate, así le darás a entender que no le entras y no quedas como un maleducado.

¿Qué más puedo decir? Solo que si tienes más consejos puedes dejar tu opinión en los comentarios.

¿Qué piensas?

Déjanos tu comentario sobre el artículo en la parte de abajo y escríbenos a hola@plazadiversa.com si tienes alguna duda o sugerencia.

Te invitamos a seguirnos en nuestras redes sociales y a visitar nuestra página principal para ver más contenido.